Iglesia de Las Caldas

Santuario Nuestra Señora de Las Caldas
 

 

 
 

El Santuario de Nuestra Señora de las Caldas, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 2002, es trata de una obra de líneas severas y rígidas, levantada sobre un
santuario de origen medieval. El conjunto arquitectónico se compone de iglesia, claustro y dos cuerpos en sus lados este y sur. Comenzó a edificarse en 1663, siendo prior Juan de Malfaz. En 1697, se inició la construcción de la iglesia y a continuación la sala capitular y el claustro. El templo presenta una nave con capillas hornacinas laterales comunicadas entre sí cubierto por bóvedas de cañón con lunetos y una cúpula sobre pechinas sobre el crucero. Dio trazas para las yeserías vegetales de la iglesia el lego cuyas bóvedas sobre italiano Fray Alessandro. Custodia en su interior una de las mejores series de retablos de Cantabria. El central –alberga la imagen de la Virgen con Niño del siglo XIII-XIV– y los dos colaterales de Santo Domingo y San José partieron de trazas de Fray Alessandro. Inspirados en obras salmantinas y vallisoletanas, estas tres son las primeras manifestaciones del churrigueresco en la Montaña y se estima que fueron por ejecutados hacia 1705 por el maestro trasmerano Antonio de Valdecilla, alojando tallas traídas desde Valladolid –se atribuyen a Tomás de Sierra–. Otras piezas muebles a destacar son los retablos de San Joaquín y Santa Ana, el retablo del Santo Cristo y el ciclo de pinturas dedicadas a Santo Domingo y fechadas en 1733 que aloja el claustro. Así mismo es de reseñar la excelente biblioteca que custodia el monasterio que incluye ejemplares del siglo XV.
 
Datos extraídos de aquí.
Localízame en el mapa.
 

Ver Iglesias de Cantabria en un mapa más grande
 


0 comentarios:

Publicar un comentario